En el juzgado de instrucción nº 49 ha declarado el pasado jueves 21 de enero en calidad de investigados Portobello Capital por una querella criminal por Estafa, Administración Desleal y Falsedad interpuesta por el empresario Ignacio Martinez, expropietario de una red de franquicias Unidental.

Han declarado:

– Ramón Cerdeiras Checas como representante legal de Portobello Capital.

– Carlos Dolz de Espejo, socio de Portobello Capital.- Jorge Morales como representante legal de Clínicas Vivanta.

– Juan Olave como ex consejero delegado de Vivanta.

– Jordi Gonzalez Burgada, como ex director financiero de Vivanta. Así mismo este último está imputado por la audiencia nacional en la supuesta estafa dental de Vitaldent.

El dueño de clínicas Unidental adquiridas por Portobello en el 2017 para crear VIVANTA, ha sido víctima de una supuesta trama para comprarle su negocio mediante engaños a bajo precio. Un plan defraudatorio y engañoso, donde le ocultaron todo tipo de información sobre las clínicas e incluso maquillaron los balances.

Portobello es un fondo de inversión supervisado por la CNMV, e inscrito con el nº213 y sus socios son: Iñigo Sánchez-Asiaín Mardones, Juan Luis Ramírez Beláustegui, Ramón Cerdeiras Checa y Carlos Dolz de Espejo.Los socios de Portobello están viviendo un calvario judicial con muchos procedimientos abiertos penales, y mercantiles interpuestos por los socios minoritarios.Las investigaciones de la Justicia a Portobello abren una crisis reputacional no sólo a este fondo, fundado por Iñigo Sánchez Asíain, sobrino del presidente del BBVA; sino también al banco francés BNP Paribas ya que el pasado en diciembre de 2020 entró a formar parte del accionariado de las clínicas Vivanta.

A su vez, y según el digital Merca2 el caso Vivanta amenaza con abrir una crisis reputacional en BNP Paribas en España. Un temor muy real, casi un escalofrío, que recorre a muchos de los directivos de la entidad gala, según explican fuentes del sector a MERCA2. Más si cabe al comprobar como los sucesivos golpes judiciales en distintas causas, contra su socio y principal comprador de la red de clínicas Portobello, se han cobrado la cabeza de algunos de sus ejecutivos estrella.

El miedo, además, va en aumento a medida que las causas legales abiertas avanzan a buen ritmo en un buen número de juzgados madrileños. Sin ir más lejos, este mismo jueves 21 de enero de 2021, Portobello deberá declarar en el juzgado de instrucción número 49 en calidad de investigado por una querella criminal por estafa, administración desleal y falsedad. La demanda está interpuesta por el expresidente de la red de clínicas Unidental, Ignacio Martínez. Unas declaraciones que, sin embargo, debían haberse realizado antes, pero que se aplazaron debido a la paralización generalizada de los órganos de justicia por la pandemia.

La investigación dirigida por la magistrada Josefa Bustos Manjón busca dilucidar si Portobello manipuló las cuentas de la mercantil Health Gestión, que era propietaria de 17 clínicas de Unidental, con el fin de reducir hasta la mitad el valor de la compañía y así adquirirla más barata. Para ello, según relata la parte afectada, se valió de distintas artimañas como el incremento desmesurado de los gastos en material y en salarios a pesar de que las ventas se estaban desplomando o la inclusión en el balance de partidas que realmente no existían.

 

Ver noticia original

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.